Barras ponen en jaque al fútbol colombiano

Atanasio Girardot

Las llamadas barras bravas de varios equipos del fútbol colombiano están sembrando el terror. En lo que va del 2016 se han registrado todo tipo de hechos: intimidan, amenazan, desatan grescas, se apropian de las tribunas y han despertado la preocupación de la dirigencia, las autoridades y los expertos estudiosos del tema en el país.

En la última semana hubo varios episodios reprochables. El pasado sábado integrantes de la barra brava del Medellín agredieron a personas sin distintivos del equipo, en el Atanasio Girardot, acusándolas de ser hinchas del Deportivo Cali. La tribuna norte recibió dos fechas de sanción, en las que no pueden entrar aficionados –ya pagó una–, aunque luego el club anunció que los abonados de norte iban a oriental…

La situación llevó a que el tema de las barras fuera debatido en la Alcaldía de Medellín, donde el mandatario, Federico Gutiérrez, anunció la individualización de 20 hinchas que no podrán entrar al estadio por un año.

Por otro lado, el pasado domingo, el bus que transportaba a la plantilla de Atlético Nacional desde el hotel en Cali hasta el estadio Pascual Guerrero, para el partido con el América, fue agredido con piedras. Hubo vidrios rotos. El tema está en investigación por el Comité Disciplinario.

Como si fuera poco, durante esta semana rodó por redes sociales un video en el que algunos supuestos hinchas del Deportivo Cali intimidan al jugador Máyer Candelo y le dicen textualmente que la barra tiene un “ala militar” presionando por los malos resultados del equipo. Luego las directivas anunciaron la salida del DT Mario Yepes.

Pero hay más. Esta semana, la barra Fortaleza Leoparda Sur, del Atlético Bucaramanga, se reunió frente a la sede deportiva para protestar contra la dirigencia del club. “A la B ni muertos” fue uno de los grafitis que pintaron estos aficionados en las paredes del club. Esta barra además publicó un video en el que uno de sus líderes exige la salida del presidente del equipo, del gerente, y la llegada de un DT “que no se deje manosear”. Al siguiente día la directiva nombró al DT Fernando Castro.

Sumado a lo anterior, este sábado, en las cercanías al estadio El Campín se encontraron grafitis y panfletos de amenazas de hinchas de América a los de Millonarios. Además, en redes sociales se reportó que personas vestidas de negro estaban rompiendo vidrios donde iban hinchas azules, sin embargo esta información no fue confirmada por las fuentes policiales.

‘Quitar los puntos’

En la última asamblea de clubes en la Dimayor, una de las propuestas que surgió entre los directivos es implementar una reforma al Código Único Disciplinario de la Federación Colombiana de Fútbol, para incluir el castigo de la pérdida de puntos para el equipo local, si no garantizan el comportamiento de sus aficionados.

recogemos la propuesta de castigar al equipo local cuyas barras generen violencia

“Estamos muy preocupados por la violencia en los estadios, protagonizada por los mal llamados hinchas. Estamos dispuestos a atacar fuertemente esta epidemia, nuestra línea de acción ya está en ejecución, con carnetización, control biométrico y cámaras de identificación facial, recogemos la propuesta de castigar al equipo local cuyas barras generen violencia”, le dijo a EL TIEMPO el presidente de la Dimayor, Jorge Perdomo.

Ya lo había advertido en estas páginas el académico Alejandro Villanueva, quien aseguró que hay un clima de mucha tensión en este momento en algunas barras y entre ellas, y reveló que las del Medellín y América están siendo permeadas por grupos criminales. Un tema aún más delicado que está siendo investigado por la Fiscalía.